Mascarillas naturales caseras con ingredientes naturales.


Mascarillas naturales caseras

MASCARILLAS NATURALES CASERAS

Cómo cuidarse con ingredientes naturales

Hemos vuelto a la rutina y, a veces por falta de tiempo, nos cuesta encontrar el ratito necesario para cuidarnos. Desde el Instituto de Belleza y Salud Patricia Moreno os lo vamos a poner muy fácil. Os proponemos preparar una mascarilla natural casera para cuidar y tratar vuestro rostro y prepararla según el tipo de piel y los problemas cutáneos que queráis resolver.

El ingrediente estrella que vamos a utilizar es la cúrcuma, con poderosos efectos antioxidantes que nos ayudará a atacar el envejecimiento prematuro. Es calmante, antiséptico y antimanchas.

Ingredientes para nuestra mascarilla:

  • Una cucharada de postre de cúrcuma
  • Tres cucharadas soperas de harina de avena
  • Agua mineral natural, la misma proporción que de harina.
  • Ingredientes a añadir según las necesidades de tu piel:
    • yogur y limón para pieles grasas. El limón es un excelente desinfectante y mejorará notablemente granitos fruto del acné y otras alteraciones dérmicas.
    • Miel, aceite de oliva o aceite de almendras dulces para las pieles más secas.
    • Aceite de aguacate para tratar la psoriasis, eccemas.
    • Aceite de borraja resulta muy efectivo para aliviar la rosácea.
    • Aceite de semilla de uva para pieles sensibles).
    • Aceite de avellana para pieles seborreicas.
    • Aceite de cáñamo excelente para acné, psoriasis y la piel seca.

Elaboración:

Mezcla la harina o la arcilla con la cúrcuma y guárdala en un bote de cristal con cierre al vacío en un armario. Cuando quieras hacer la mascarilla toma 2 cucharadas, 10 gotas del aceite elegido y la suficiente agua como para hacer una pasta.

Aplica sobre el rostro, el cuello y el escote evitando la zona del contorno de ojos y deja actuar durante 15 minutos.

Después de ese tiempo, se retira con agua tibia.

Al tratarse de mascarillas naturales debemos ser extremadamente constantes. Dedicarnos quince minutos dos o tres veces a la semana nos ayudará también a manejar el estrés diario y nos permitirá ver los resultados de una piel perfecta.

¡Cuídate! Nadie mejor que tú… ¡para recibir tus mimos!